Comparaciones odiosas, o al menos curiosas

Hace tiempo la policía detuvo brevemente, o quizá solo retuvo para evitar que manipulase documentos durante el registro, al ex ministro y presidente del FMI Rodrigo Rato. Los agentes irrumpieron en su domicilio, le acompañaron a la calle, le introdujeron en un vehículo policial con el típico gesto de protegerle la cabeza que se utiliza protocolariamente con los detenidos. Todo ello ante las cámaras, curiosamente avisadas y presentes, ante los vecinos, su familia, a plena luz del día y lógicamente sin previo aviso, en unas imágenes que llenaron telediarios y portadas.

Anteayer la policía autonómica catalana detuvo a un concejal por no haber comparecido a una citación anterior de la Audiencia Nacional. Según se publica, la detención fue pactada entre la policía autonómica y el arrestado, que manifestó y vio atendido su deseo de no ser detenido ante sus hijas. Podría haber tenido una solución muy fácil, que es ir a la comisaría a entregarse. Pero no: pactó ser detenido en el ayuntamiento a la mañana siguiente. Y su detención fue tan curiosa que por el camino, en el coche policial, pudo ir tuiteando en tiempo real su odisea.

Bárcenas chupó celda, Correa también, Fabra, Granados sigue en ella… Pero ningún miembro de la familia Pujol, multi imputada, ha pisado celda alguna ni siquiera fugazmente.

Curiosa la dureza extrema del “estado español” con los independentistas. Así es difícil victimizarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s