Vidas ejemplares

Hay historias fascinantes. Pero creo que la del jugador de cricket indio que llega a senador del reino de España a través de las candidaturas de un partido que propugna precisamente la ruptura con el reino de España y por tanto su destrucción, y que lo hace por renuncia de otro senador que antes fue expulsado de la carrera judicial y que abandonó el escaño por explicar la agenda oculta del separatismo, francamente, esa las supera a todas. Si hiciésemos un compendio del disparate nacional, en esta historia concurren todos los dislates imaginables, con la guinda del juramento a duras penas farfullado, previamente memorizada la fórmula del “imperativo legal” y de la república catalana. 

Es tristemente divertida la escena en que el presidente del Senado le pregunta “¿pero promete o no?” y el otro, que no sabe ni palabra de español, se limita a repetir la respuesta memorizada en plan loro porque no ha sido programado para decir nada que no sea el mantra.

Eso sí, no me cabe duda de que se expresa en un catalán digno de Pompeu Fabra. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s