Psicopatología separatista

Corre por ahí un manual que distribuye al parecer la ANC (Assemblea Nacional de Catalunya) a modo de argumentario para que sus militantes, a los que casi cabría calificar de adeptos, puedan encarar conversaciones con los descreídos del proceso separatista y desarrollar así un más eficaz proselitismo. Aquí tienen un completito resumen gentilmente ofrecido, sin el menor espíritu crítico y a modo de encarte encubierto, por el antaño conocido como “acorazado de la calle Pelayo”, hoy “el panfleto de Godó”:
 


Bien, viendo los consejos que ofrecen cabe pensar que, más que a los descreídos, va encaminado a persuadir a los ignorantes que bordean el analfabetismo funcional, tal es el nivel de los diálogos simulados en que se articula el panfleto. Eso da una idea, por cierto, del grado de respeto intelectual y hasta humano que a esta gente le merecen los indecisos. De lo cual colijo que a los que estamos en contra del proceso separatista y nos esmeramos en hilvanar un par de ideas mínimamente sólidas ya nos dan por perdidos. Es más, diría que probablemente aconsejan incluso a sus adeptos que nos esquiven, no vaya a ser que nuestra perniciosa influencia les haga, qué sé yo, ¿pensar? Y es que en definitiva, oigan, un voto es un voto, sea el de la Encarni, el del jugador de cricket pakistaní o el de un subsahariano recién nacionalizado (español, claro). De momento que voten. Luego ya descubrirán que no todos los domingos hay helado de postre. O sí, pero no para ellos. 

El caso es que la idea me ha gustado, y me parece justo corresponder con una equivalente dedicación a tan elevado interés por los aún no convencidos. En homenaje al legendario doctor Soler que en tiempos de Mikimoto dirigía una sección titulada “Psicopatología conyugal” con disparatados ejemplos de formas de afrontar conflictos de pareja, queda solemnemente inaugurada la sección titulada “Psicopatología separatista”. Y siguiendo las pautas del expeditivo doctor, cada entrega se iniciará con un pragmático “qué hacer si un indepe te dice…”. Intentaremos, eso sí, evitar el repugnante tufo de superioridad moral, intelectual y casi racial que emana del panfleto separatista. Que aquí somos conscientes de nuestras limitaciones. Permanezcan atentos a sus pantallas… 

Anuncios

Un pensamiento en “Psicopatología separatista

  1. el gran problema del independentismo (a mi parecer) lo dices justo en las últimas 4 líneas,bueno, de hecho de sus líderes, que también conozco independentistas que no están nada de acuerdo con el nivel exhibido

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s