El huevo de la serpiente

Hace tiempo que los catalanes van asumiendo que el procès es incompatible con la ley. Ahora toca asumir que también lo es con la democracia.

Aún así, los separatistas lo asumirán como un mal menor inevitable y, dirán, temporal. Es necesario hacer sacrificios por la patria. 

Y eso pasa por restringir procedimientos parlamentarios, eliminar debate, censurar posturas contrarias, señalar adversarios, acosar a los disidentes, vulnerar derechos individuales en favor de los colectivos… Lo que haga falta.

Y eso, señores, se pongan como se pongan, se llama fascismo. Que no por ser catalán es mejor ni más limpio que cualquier otro fascismo. Conviene tenerlo claro. Fascismo en las actitudes y en los métodos, por más que en lo ideológico los diferentes actores hagan gala de programas de lo más dispar e incompatible. 

No hace tanto un tal Strubell decía que para él sería asumible que la nueva república fuese presidida por un asesino o un pederasta, mientras el objetivo de la independencia se consiguiese. Va siendo necesario pues que los catalanes asimilen que sin unas considerables dosis de fascismo no van a conseguir la independencia. Y que valoren si les vale la pena. Porque el fascismo, cuando llega, es para quedarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s