Dobles varas de medir

Miren por favor estos tres gráficos. Aquí tienen el artículo donde se desarrolla su contenido.

http://www.libremercado.com/2017-04-11/cataluna-expolia-a-barcelona-la-gran-contradiccion-economica-del-independentismo-1276596781/

En un resumen muy telegráfico podríamos decir que Barcelona está siendo literalmente explotada económicamente por el resto de Cataluña. O por usar el lenguaje nacionalista, fiscalmente expoliada. Ocurre que algunos no compartimos esos conceptos porque entendemos que si un ciudadano gana más que otro es lógico que pague más impuestos, que es también lógico que si Alemania es más rica que Grecia aporte más a la Unión Europea, y que por lo tanto ese principio aplicable a individuos y a estados debe ser perfectamente extensible a comunidades autónomas.

Pero lo que para mí es importante de lo que se deduce de esta noticia es que la argumentación nacionalista sobre el expolio del que supuestamente es víctima Cataluña por parte de España parte en realidad de una insoportable e intolerable superioridad, no sé si moral, intelectual o hasta racial. La doble vara de medir es tan escandalosa a la vista de estas cifras que queda totalmente desnuda y en evidencia la realidad de que no se está defendiendo un principio de equidad o de solidaridad moderada, sino que lo único que se esconde tras la tan manida acusación de expolio fiscal es la convicción de que los catalanes somos distintos, por supuesto superiores (nadie presume de ser distinto para proclamarse inferior), y que la desigualdad fiscal entre territorios económicamente distintos la tenemos perfectamente asimilada, la damos por buena, o por inevitable al menos, como principio rector de la economía y la fiscalidad, pero no la aceptamos si se produce con territorios y ciudadanos no catalanes.

Conviene ir dejando claro que aquí no hay cuestiones de principios, sino puros y duros intereses. Y que las dobles varas de medir son constantes en el argumentario de los separatistas. Un ejemplo claro es el derecho a decidir, que se postula de los catalanes pero se niega al conjunto de los españoles. O la cuestión lingüística, haciendo pasar al catalán por lengua agredida, cuando si alguna lengua atacada hay en Cataluña desde las instituciones es precisamente el español (cosa distinta es que, dada  la natural potencia del idioma español pueda creerse razonablemente que estas agresiones puedan llegar a tener éxito, pero la voluntad política sin duda existe ). Y por supuesto la que hoy comentamos de las balanzas fiscales o, por simplificar, del expolio fiscal, leyenda urbana catalana solo equiparable a la de la chica de la curva.

Así que hablemos de hechos, de intereses, de egoísmos, de juego sucio, de lo que quieran. Menos de principios. Todo lo demás es discutible, pero en materia de principios no pueden los nacionalistas darnos ninguna lección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s