Otra vez…

Pocas veces se ha visto tan nítidamente el valor, estrictamente pecuniario, del respaldo de un partido nacionalista a un presupuesto.

Ese es nuestro cáncer, en metástasis por toda la nación por la que nadie vela. Cada reyezuelo barriendo para su terruño evidentemente no implica que su suma vaya en beneficio del conjunto de la nación. Al contrario. Y siempre, siempre hay un gobierno dispuesto no ya a vender trozos de soberanía, que ya sería grave, sino a regalarlos y encima pagando para que los tomen. 

Cada vez estoy más convencido de que con el Estado Autonómico España no saldrá adelante. Y evidentemente no hay partido con opciones de poder que abogue por el único cambio constitucional que realmente urge, que es ese. Y no lo harán porque de ello depende la colocación de miles de militantes y el manejo disparatado de millones de euros, que a su vez sirven para acentuar las demandas de cada terruño, en un círculo vicioso que no tiene más final que la ruina colectiva.

Cuando leí que Rajoy se implicaba personalmente en el desbloqueo de la negociación presupuestaria con el PNV la imagen que me vino a la mente, perdónenme, fue la de unos pantalones a la altura de los tobillos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s