La realidad oculta

El proceso separatista catalán se ha vendido siempre como algo espontáneo, popular, festivo, democrático, surgido de abajo hacia arriba, pacífico, honesto, transversal, integrador, dialogante, moderno, y añadan ustedes tantos adjetivos como quieran siempre, claro está, que sean positivos.
Lo grave no es que se haya vendido así. Al contrario, eso es lógico y demuestra además una envidiable eficacia en la generación de mensajes.
Lo realmente grave son dos cosas. Una, que el resto de los mortales parece muy dispuesto a comprar esa versión. Y dos, sobre todo: que esencialmente es falsa en casi todos sus extremos. 
No tiene mucho sentido escandalizarse de ciertas cosas que resultan de una lógica aplastante en un proceso de estas características. Pero hombre, un cierto espíritu crítico a la hora de asimilar argumentos imposibles sí sería exigible en políticos, periodistas y ciudadanía en general. Es decir, es infantil, farisaico poner el grito en el cielo por el hecho de que una facción golpista, en cualquier lugar del mundo, establezca leyes excepcionales para gobernar en una situación que sus propias acciones habrán convertido en ingobernable. No está claro en estos casos si las leyes de excepción son la consecuencia necesaria e inevitable de la acción golpista, o si ésta se ha provocado justamente para justificar esa legislación excepcional y por tanto fuera de todo control democrático. 
Por lo tanto, no seamos nosotros quienes nos rasguemos las vestiduras al descubrir, gracias a un documento publicado por El País, que los golpistas piensan comportarse como golpistas. Y es que no hay otra manera, una vez elegido el camino que transita fuera de la legalidad, que consumar el golpe con todas sus consecuencias, incluidas las de la suspensión, ellos dirán que momentánea, de todas las más elementales garantías democráticas y del estado de derecho. Es lo que dice el documento y lo que revela la realidad cotidiana del aparentemente festivo proceso separatista: el presidente de la Generalidad nombrará al presidente del tribunal supremo catalán, los tribunales catalanes asumirán todas las causas que afectando a asuntos catalanes se estén substanciando en los juzgados españoles, serán amnistiados ipso facto todos los procesados y condenados por delitos relacionados con el proceso, el gobierno controlará los medios de comunicación y otras lindezas semejantes que dejan palmariamente claro que el proceso separatista es una creación artificial de las élites corruptas catalanas con el fin inmediato de garantizarse la impunidad respecto de sus delitos por los que ahora les juzga la justicia española.y el objetivo mediato de continuar gestionando como una empresa propia el conjunto de la economía catalana. Y ya antes de eso el debate de algo tan serio como la proclamación unilateral de la independencia se hurtará a los diputados catalanes, sustanciándose por un vergonzante y antidemocrático procedimiento exprés. Y mientras los Mossos buscan e interrogan fuera de toda norma a presuntos espías unionistas mientras siguen sin descubrir ni un solo caso de corrupción política en e territorio de su jurisdicción. Y las carpas y sedes de los partidos unionistas son atacadas violentamente. 

En suma, ni democrático, ni de abajo a arriba, ni festivo, ni modélico, ni honesto, ni integrador. Es un proceso ilegal, sedicioso, tramposo, secretista, de escasa transparencia, desleal y con fines mucho menos nobles de lo que muchos de buena fe creen. Más vale que quienes en Cataluña todavía creen en la democracia, la libertad, la separación de poderes y el estado de derecho vayan entendiendo que la única garantía de estos principios tan arraigados en la Europa occidental, esa Europa de la que por cierto también están dispuestos a sacarnos, la constituye precisamente España. Sí, esa España cuyo pasaporte tendrán que conservar si quieren seguir siendo ciudadanos de la Unión y que en última instancia garantizará, tiene esa obligación, que sus derechos como ciudadanos no sean pisoteados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s