El vecino leal

Hoy el presidente de la Generalidad de Cataluña ha publicado este tweet:


En él se regocija de forma implícita (es decir, cobardemente) del supuesto fiasco de un barco español vendido a Australia. Digo supuesto porque he oído versiones diferentes. Pero tanto da. En definitiva Puigdemont  se burla, también, de que un barco fabricado en Europa “haga aguas” en otro continente. Es una bonita muestra de la buena vecindad post independencia que los separatistas prometen. Una demostración de que la Cataluña de los separatistas sería un socio fiable, leal, cooperador. 

También en estos días la televisión pública catalana, directamente dirigida hasta extremos goebbelsianos por la Generalidad, está emitiendo una promo de su retransmisión de la final de la Champions, que básicamente ensalza al equipo italiano que se enfrentará al Real Madrid definiendo a sus jugadores como “los únicos once hombres en Europa que pueden evitar lo inevitable”.  O algo así, en fin, aquí lo tienen.

Por último (por hoy), la prensa denuncia que la Generalidad ha pagado en varios años 1.600.000 euros a una entidad un tanto fantasmagórica encargada de hacer lobby a favor de la independencia (y por tanto, inevitablemente, en contra de España y de sus intereses). Aquí tienen el enlace. No voy a perder el tiempo en averiguar dónde ha Ido a parar realmente este dinero, porque la citada organización no parece que haya presentado informes, al menos conocidos por el público en general, y resulta cuanto menos sospechosa por el hecho de que sus clientes reconocidos son potencias del nivel de Sudán del Sur y Somalilandia. Si las alegres mesnadas de Artur Mas nos han robado en nuestras propias narices durante años, imaginen que habrán podido hacer con una entidad de tan difuso ámbito de actuación.

Me detengo en estos tres ejemplos, aunque podría añadir muchos más. Y luego solo para pedirles que reflexionen sobre dos extremos: el primero, como decía el principio, la sensación de vecino y aliado fiel, leal y colaborador que transmite este proyecto de Cataluña independiente. Oigan, que quizá una vez independizados lo sean y mucho, pero hoy por hoy lo único que transmiten es deslealtad, marrullería, juego sucio y puñaladas traperas.

Y el segundo, que consideren los ciudadanos de España que todo este infinito cachondeo se está pagando con los impuestos de todos. No solo de los catalanes, no, que ya sería grave. Se está pagando con los impuestos de cada ciudadano español, puesto que los catalanes no disponemos de un régimen fiscal como el vasco, sino que pagamos nuestros impuestos religiosamente a la agencia tributaria española, que es quien en última instancia financia toda esta serie de sangrantes y costosas burlas y ofensas.

Perdonen la grosería, pero ¿ les suena aquello de cornudo y poniendo la cama? Pues eso, ni más ni menos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s