No en mi nombre, Sr. Iceta.

El candidato Sr. Iceta ha lanzado en campaña electoral al menos dos mensajes como mínimo impactantes. Por un lado, propuso que el estado condonase la deuda catalana, o una parte de ella. Esa deuda que la comunidad autónoma tiene contraída con el estado por las sucesivas inyecciones de liquidez del FLA, que son a interés cero o casi, y que ascienden, si la memoria no me falla, a unos 52.000.000.000 de euros. Cincuenta y dos mil millones de euritos.

Por otro lado, anunció que si llegaba a la presidencia de la Generalidad catalana solicitaría el indulto para aquellos políticos separatistas que hubiesen sido condenados.

Uno puede pensar que, como al Sr. Iceta le han prohibido, no sé si por prescripción facultativa o por decoro, que recurra al bailoteo como arma de generación masiva de adhesiones, se está viendo obligado a sacarse de la chistera iniciativas novedosas dirigidas a captar a un electorado de lo más dispar.

En ambos casos ha tenido que dar marcha atrás, o más bien esa relativa y fingida marcha atrás equiparable al trastabilleo tan familiar del recientemente fallecido Chiquito de la Calzada: que si avanzo, que si retrocedo, que si me quedo donde estoy mientras con las manos hago gestos incomprensibles que pueden interpretarse de tantas maneras como electores haya. En el primero de los temas la matización consistió en decir que esa condonación podía ser extensiva a las deudas de las demás comunidades, y en el caso de los indultos ha sido mucho más confuso, porque en definitiva lo que ha venido a decir es que su anuncio había sido prematuro.

En cualquier caso, señor Iceta: no, gracias. No quiero como catalán privilegios que puedan derivarse del hecho de serlo, ni quiero como ciudadano que mis representantes políticos tengan privilegios por el hecho de ser ambas cosas: catalanes y políticos. Porque lamentablemente no otra cosa son esos dos anuncios que ha efectuado. ¿por qué deberíamos premiar la nefasta y ruinosa gestión de los últimos gobiernos de la Generalidad de Cataluña condonando la inmensa deuda a la que nos han condenado? ¿Realmente queremos transmitirle al pueblo catalán, y más concretamente a la facción secesionista, que esto va a salir gratis, al tiempo que se le da a entender con la condonación que sí, que en definitiva “España nos debía dinero porque previamente nos lo había robado, y por eso ahora no hacen sino perdonarnos lo que ya era nuestro”? Con el añadido de que como el dinero es el que es, el coste de todo el destrozo acabaría recayendo sobre el conjunto de los españoles, que nada han tenido que ver con esa desastrosa y manirrota gestión. Es decir, los catalanes una vez más seríamos premiados por el mero hecho de serlo. Qué digo premiados: reconocidos.

Para paliar esa imagen corrigió el Sr. Iceta el rumbo y sugirió que esa condonación debería hacerse extensiva a todas las comunidades. Es asombroso el concepto que los políticos tienen sobre las tragaderas de sus votantes. Como si el dinero, por el mero hecho de cambiar de manos, fuera otro. Como si el todo pudiese perdonar a la parte su propia deuda. Como si eso no generase más déficit, más deuda, más impuestos… Ah, vaya: ya hemos llegado a un punto donde un socialista siempre se sentirá cómodo: subiendo impuestos. A los ricos, claro. El problema es que con sus políticas consiguen que el listón de los ricos cada vez esté más bajo, cuando de gravarles se trata. Quizá es que esa sea la fórmula que tengan para poder afirmar, sin que se les caiga la cara de vergüenza, que generan riqueza.

Lo otro, lo de los indultos, es si cabe más grave. De entrada supone un veredicto previo que aún no se ha hecho: para que alguien pueda ser indultado, habrá de ser condenado antes. Hablar de indulto en estos términos supone ignorar por qué delitos se habrán producido las hipotéticas condenas. ¿Serán por los delitos políticamente más graves del ordenamiento, como son la sedición y la rebelión? ¿Serán por malversación también, o únicamente? Parece que tanto da: dice el Sr. Iceta que él, como presidente, pediría al gobierno de la Nación el indulto. Con lo cual, ignorándose la condición precisa de los crímenes por los que habrían sido condenados, cabe concluir sin temor a equivocarse que el indulto se pediría por el hecho de concurrir en los condenados, si lo son, una doble condición: políticos y catalanes. Doblemente “de los nuestros”, se habrá dicho el Sr. Iceta.

Es decir, que a quienes han llevado a Cataluña a la mayor ruina económica de su historia (que como los iceberg aún es visible tan solo en una mínima parte, el resto aflorará en próximos ejercicios), a la fractura social, a la tensión territorial máxima, a quienes han ensuciado la imagen de España por el mundo, a quienes afirman que una victoria de los constitucionalistas “arrasaría con todo”, a quienes aseguran que el gobierno de España es fascista y violento, a esos, sí, a esos vamos a premiarles con un pelillos a la mar en aras a una supuesta reconciliación… entre catalanes, por supuesto. Todo lo que han jodido ya lo arreglará y lo pagará España. Les pediría el severo Sr. Iceta, eso sí, una muestra de arrepentimiento. Todos conocemos ya la legendaria fiabilidad de las declaraciones de un separatista.

Prematuro, dice. Eso no es una rectificación, evidentemente: eso es el reconocimiento de que lo ha dicho demasiado pronto pero que lo sigue pensando. Y en definitiva, añade, él solo lo plantearía, porque el indulto es competencia exclusiva del gobierno de la Nación. Con lo cual a la manipulación añade la marrullería, por cuanto utilizaría esa opción como arma arrojadiza para encender de nuevo los ánimos: “¿Veis? Yo, presidente catalán, he pedido el indulto y el gobierno de Madrid no nos lo da. España no quiere la reconciliación, sino venganza”.

No en mi nombre, Sr. Iceta, no en mi nombre. Privilegios no, gracias. Ni por ser catalanes ni por ser políticos.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s